12.1.10

insomnio

¿Viste cuando odiás ser tan ciclotímica y decís pará, ayer estabas re bien, re tranquila, establemente alegre, pensá como ayer, pensá como ayer, y tratás de pensar como ayer pero cuando pensás como ayer sentís que lo que pensabas ayer era una reberenda pelotudez y no podés entender cómo te la creiste? ¿Viste cuando tenés ganas de cagarte a trompadas a vos misma y sacarte el nombre de la cabeza a golpes? ¿Viste cuando se te ocurren cosas medianamente positivas, que tienen lógica y deberían hacerte sentir mejor, pero enseguida te das cuenta de que vas a estar insoportable hasta que vuelvas a verlo y entonces estés feliz y un par de días después tengas ganas de pedir un delivery a Acme? ¿Viste cuando odiás haberte convertido en una pendejita que llora por los rincones y putea mientras se abraza las rodillas? ¿Viste cuando inventás las excusas más pelotudas para hablarle y después del 'enter' te querés hacer un baño de inmersión con un secador enchufado en la mano? ¿Viste cuando decís okey, por lo menos hay una tormenta de puta madre, la lluvia es buena, la lluvia te encanta, con la lluvia te relajás y te vas a poder dormir, pero la lluvia lo único que hace es que pienses que te encantaría estar en su puto auto o entre sus brazos de tallarín o simplemente teniendo una conversación re divertida por msn? ¿Viste cuando lo único que querés es subirte a un rascacielos y putear muchísimo? Bueno, ¡LARECONCHADELALORA! y ¡LAREPUTÍSIMAMADRE QUE PARIÓ ESTOS SENTIMIENTOS DE MIERDA! (que estarían buenísimos si no pasara todo lo anterior).

[creo que si hoy no fuera porque empezó jazz de nuevo, porque la rutina de estiramiento es increible y porque la primera coreografía es 'single ladies', en este momento podría agarrar una escoba y una palita, autobarrerme y autotirarme a la basura]