23.5.10

material girl

No hizo falta secuestrar a nadie. Por primera y última vez en la vida, hoy dije la típica frase de pendejita de mierda: "Pa, agarrá tu tarjeta y acompañame". Y bueno, viste, siempre hay una primera vez para todo. Volvimos a la feria (que tenía más stands que ayer y que a mi viejo le encantó) y me compré sólo las cosas sin las cuales decidí que no iba a poder vivir.


Yo sé que querés que esta sea tu pared, pero es la mía.