4.7.10

De repente, en un momento cualquiera (un sábado a las 2 de la mañana, después de ver una película, mientras te lavás los dientes con colgate white fresh, antes de irte a dormir, por ejemplo) te das cuenta de que muchas de las cosas que antes tenían sentido ahora ya no lo tienen. Y está todo bien. Sobre todo cuando el sentido de algunas cosas no era copado. Sí, está todo bien. Es como el ciclo de la vida o como cuando decís una palabra muchas veces seguidas hasta que se desemantiza.
Si no me creés, probá decir caparazón muchas veces y vas a ver.