31.10.10

resaca emocional

Volvía en tren hoy a la mañana de la casa de una amiga que festejó su cumple.
Entre amigas que extrañaba, una de ellas contó que cortó con el novio (ambos parte del mismo grupo).
¿Viste esas parejas que sabés que en algún momento van a cortar porque suponés que así tiene que ser la vida, pero que ese momento está tan lejos como el fin del mundo? Bueno, ese tipo de pareja eran. Cortaron porque "a él se le fue el amor y sólo quedaba cariño" (textual).
Y entonces hoy, mientras volvía, pensaba que todo es bastante choto, ¿no? Porque suponete que te enamorás, o sin llegar a eso, pero entrás en ese mundo de corazoncitos. Y ya de por sí sos vulnerable, desde antes digo, porque está lleno de cosas que te pueden lastimar. Pero así es como si fueras un pedazo de papel maché. De repente a la otra persona se le va el amor y ¿qué hacés? ¿a quién le echás la culpa? ¿con quién te enojás? No podés hacer nada, no podés echarle la culpa a nadie, no podés enojarte con nadie. Y eso digamos que es una mierda por donde lo mires, porque tampoco podés hacer nada para controlar que a vos no te pase nada.
No sé, es bastante obvio todo igual, pero qué se yo, hoy en el tren venía pensando eso y ahora lo escribí y hoy es domingo y mañana empieza noviembre.