27.9.11

¿viste?

Cuando te hacen una pregunta, siempre es más fácil contestar "no sé" que contestar lo que sabés que sabés y enfrentarte al hecho de tener que actuar en consecuencia y chocarte, tal vez, con que es demasiado para vos, con que no es tan genial como creías, con que está todo demasiado embarrado, con que los resaltadores se acaban demasiado rápido, con que vas a tener las manos llenas de mundo (demasiado mundo), con que vas a tener que buscar demasiado adentro(*). Puede ser que a veces en serio "no sé", incluso puede ser que muchas veces "no sé", pero no exageremos. Ahora sí sabés (apa...).

(*) Aclaración: el siempre tiene algunas excepciones. 
Por nombrar algunas:
- Que el quiosquero te pregunte si querés que te regale el cargamento de Butter Toffies que está por llegarle.
- Que Johnny Depp... en realidad, a cualquier cosa que te pregunte Johnny Depp tenés que contestar que sí, por una cuestión moral más que nada.
- Que Jason Mraz te pida tu living para ensayar (igual acá aplica lo mismo que para las preguntas de Johnny).