9.11.11

buenísimo chicos (II)

Tengo algo parecido a la gastritis, divino.
Ayer me dormí con ganas de vomitar y no dormí nada hasta que me dormí como por dos horas para tener el sueño más patético del mundo y despertarme con más náuseas de las que tenía ayer. Soñé que hacía algo medio jodido, no recuerdo qué, y venía una vieja tipo vidente vestida con una túnica violeta con muchos brillos (recuerdo haber pensado qué ridícula que estaba) y me explicaba que aunque ella intercediera por mí, lo que había hecho era tan grave que mi castigo iba a ser que nunca más me iba a volver a enamorar y me "cerraba" el ombligo y con un control remoto cambiaba de alguna manera mi frecuencia cardíaca y calculo que así clausuraba  todo. Cuiden sus ombligos (lo de cuidar el corazón era bastante obvio, un cliché, quemadísimo, no).
Considerando mi euforia hasta el lunes, mi mejor amiga me explicó que soy una función seno.