21.12.09

apa la papa

Pasó que estaba mirando el tercer capítulo seguido de La Vaca y el Pollito (¡qué cortitos que son!) y mientras me reía sola, como una boluda, pensaba en cuando era chiquita y miraba eso mientras almorzaba y, entre ideas que van y vienen, me di cuenta de que estaba llorando porque cuando era chiquita y miraba eso mientras almorzaba, mi máxima preocupación era a quién iba a invitar esa tarde a mi casa o si ya había hecho la tarea de Ciencias naturales, no qué garcha hacer si empiezo a sentir que de pronto no estoy tan segura de querer hacer medicina y que se me derrumba en miles de pedacitos y astillitas esa tranquilidad que tenía hasta hace unos días porque no sólo no estoy segura de eso, si no que no sé qué quiero en cambio.
Eso pasó. Y quiero reventar (o que alguien me abrace y me diga que va a estar todo bien, pero lo otro es más probable).