9.1.10

qué cosa, che

¿Basta había dicho? Jáh, qué chistosa. Como si no hubiera sabido que cuando me preguntaras si no quiero ir a-donde-sea te iba a decir que sí y me iba a olvidar todo eso de pará, esto te hace mal, no seas gila, es enfermizo y que no me iba a importar haber tenido los ojos hinchadísimos toda una semana y que iba a quemar todas las películas que me había hecho en la cabeza.
Confío en que este revoltijo se me pase cuando me vaya todo febrero a un mundo de ríos y montañas y sierras y cielos negros estrelladísimos y caminitos que suben y bajan y doblan para cualquier lado y un "centro" que tiene cuatro cuadras y una heladería increible y un flaquito-que-ayuda-en-la-verdulería que me mira (y yo lo miro) y un cine-de-pueblo que me encanta.

¡Ah! No era que los reyes hubieran decidido no regalarme nada, no. Era que habían colgado.
CH by Carolina Herrera IS MINE! y es taaaaan rico