30.3.10

na na na

Para gritar y aturdir a medio edificio, saltar y que a los vecinos de abajo se les caiga un pedazo de techo, revolear el pelo salvajemente y después mirarte en el espejo y reírte de vos. Dale que sí.