10.6.10

¡te encontré!

Recién estaba hablando de la vida con E, la señora que labura en mi casa desde que yo tengo 5 años y a la que amo con todo mi corazón (casi) y se me ocurrió preguntarle si, por una de esas casualidades, no había visto un anillo que perdí el miércoles pasado y así como si nada, me levantó el pulgar y me dijo "¿este? lo encontré el otro día en el tacho de basura y pensé que te lo había regalado una amiga y no te había gustado" (qué lindo concepto que tiene de mí, igual).
Nada. ENCONTRÉ MI ANILLO (que, por cierto, no entiendo cómo llegó al tacho). Así que como me había comprado uno para reemplazarlo, ahora tengo uno en cada pulgar. Carita feliz.