13.11.10

No importan las horas, no importa el día. No importan los ruidos, no importan los nudos en el pelo, no importan las calorías, no importa la panza, no importan las pesadillas, menos importa la ropa. No importa por qué, no importa cómo, no importa para qué. No importa lo viejo, no importa el miedo, no importan los colores. No importa nada más además de lo que sí importa.