17.11.10

se complica

Quiero escribir miles de cosas pero no las escribo. No las escribo porque cuelgo. Cuelgo porque estoy feliz. Quiero escribir miles de cosas porque estoy feliz. También debería estar repasando para mi parcial del viernes, porque después de todo para eso dije que esta semana no trabajaba, pero no. En cambio estoy acá escribiendo que no escribo. Además de no escribir porque cuelgo, no escribo porque cuando empiezo a escribir las cosas que quiero escribir, se me hacen como escritas por una niñita de 13 años, así de bobas y excesivamente azucaradas. Y además porque podría suceder que las leyera alguien que me da vergüenza que lea. Entonces se me complica, viste. Y también me di cuenta de que los blogs felices tienen menos onda que los blogs de quejas o bajoneros o de gente que está pasando un momento de mierda. Que viva el morbo.
Puse muchas veces "y".

Chau, me voy a ver si se me va la vergüenza y escribo igual cosas que, de todas formas, nadie va a leer porque son cosas felices y a nadie le interesan las cosas felices.