30.1.11

Es lindo irte cuando sabés que tenés a dónde volver.
Es lindo darte cuenta de que la burbujita se te pinchó y que estás dejando entrar cosas nuevas.
Las polillas no son lindas. Nada lindas.
Me dan miedo y no me dejan dormir.
Me fui, por cierto. Estoy en mi lugar casipreferido y sin embargo no puedo terminar de estar bien. Eso tampoco es lindo.