12.9.11

varias cosas

Primero, ayer me sentí muy estúpida. Resulta que de repente no podía entrar a mi cuenta de gmail porque estaba inhabilitada y mi blog de pronto estaba eliminado. Me puse a llorar como una tarada. Después el hermano de mi mejor amiga solucionó mi estupidez. ¿Qué aprendí ayer? Que no hay que tener la misma contraseña para todo. También aprendí que si uso mi memoria para acordarme la irrigación del abdomen, no puedo usarla también para acordarme 5 contraseñas nuevas, por lo que, después de haber cambiado todas las contraseñas de todas mis cuentas de todo, no me acuerdo de ninguna.
Segundo, me divierte bastante ver cómo las búsquedas googleras de algunas personas terminan acá. Por ejemplo, alguien llegó a través de pantera rosa rockera. O sea, imaginate a la pantera rosa con una campera de jean, unos pantalones negros, una remera de The Who, unos anteojos de sol y un auto del año del jopo. Genial, genial, genial. También llegó alguien buscando desabrazamiento agudo. Eso no es tan genial. Y por último, me mató que alguien haya buscado (mucha atención con esto) anillo por el inodoro. Claro, seguro buscaban una solución, pero encontraron una pelotuda a la que le pasó y se resignó a comprarse otro anillo.
¿Qué más? No sé, creo que había más cosas, pero no me acuerdo. Por lo pronto, me pone re contenta que hoy voy a salir a la calle con vestidito y saquito (el resto de los diminutivos los dejo en casa).