15.7.12

y de pronto

Tengo un secreto. Un gran secreto. O ni tan gran, pero el hecho de que mi mejor amiga no lo sepa lo hace muy grande. Me gusta tener un secreto, hacía mucho que no tenía uno, o al menos uno así.
Y es un secreto que no me había imaginado. Ni siquiera cuando lo creé. Y es un secreto que se sumó a la inmensa pila de cosas que me gustan, como el té de La Virginia de frutas tropicales o como las Bic Glam, que tienen brillo y escriben muy finito. O como mi cuaderno nuevo o como mis 3 remeras nuevas. O como que estoy flaca linda. O como que estamos en la mitad del año y estoy pensando que está siendo un gran año, diría que el mejor en mucho mucho mucho tiempo, pero falta una mitad entera y no la voy a quemar diciendo nada.
Pero hace frío, está nublado, hay mucho té, muchos capítulos de Pretty Little Liars, un gran secreto y un apunte esperando por mí. Gol. Golazo.