28.9.12

and what a beautiful mess this is

Un besito a Jason Mraz, que escribió esa canción que es tan linda. Un besito a mi ansiedad. Un besito a mi alarma que suena mañana 6:30 aunque ahora sean las 12 y yo acá, pancha. Un besito a todo lo que me falta estudiar. Un besito a mi ambo re lindo planchadito colgado en la puerta. Un besito a mi estetoscopio que estreno mañana, aunque soy una pichi. Un besito a mi rimmel nuevo. Un besito a los dos kilitos que se fueron. Un besito a que quiero renunciar. Un besito al hecho de haber pospuesto un viaje que era pura ilusión. Un besito a la posibilidad de planear un febrero de lujo. Un besito a mis ganas de conocer a un pibe que no sea un pelotudo con posgrado en inmadurez emocional. Un besito a mi perra que se llama Olivia y que me muerde el pie. Un besito a mis amigas de la facu que son unas genias pero que me vienen cancelando salidas hace 4 fines de semana. Un besito a mis ganas de volver a jazz. Un besito a mi ropa nueva que es primavera-verano y que sigo sin poder estrenar. Un besito a la plata que venía ahorrando para Londres y que voy a gastar en perfumes y ropa (más ropa). Un besito al postrecito Ser de lemon pie. Un besito a que hoy arrancó la 9na de Grey's Anatomy. Un besito a 90210 y a Private practice. Un besito al sueño que tengo. Un besito al cuarto de Prinox que creo que me voy a tomar. Un besito a mi taza nueva, regalo de mi viejo, que es negra con lunares blancos. Un besito a mis amiguis que me pasan a buscar mañana con el auto para ir al hospital, como buenos pichis, todos contentitos, escuchando temones con el vientito del amanecer. Un besito a mi novio el tanguero, que no sabe que es mi novio, pero que va a buscar mañana unas zapatillas a mi negocio y que es muy lindo y tiene una voz muy sexy. Un besito a Jack Johnson, que no me saca la ansiedad, pero ayuda. Un besito a esos mensajes de texto que tenía guardados porque me levantaban el ego y que me levantaron aún más el ego cuando los borré. Un besito a Norah Jones, a quien voy a ver el 8 de diciembre, cuando mis finales hayan quedado atrás. Un besito a toda esa magia. Un besito a mí.
Dale, dale que queda poco.
Dale, dale que va.