28.12.14

de balances y otras giladas

Posta, nada más papafrita que hacer un balance. Pero no puedo evitarlo.
Odio las cosas fritas, pero los balances me invaden cuando llegan los últimos días de diciembre.
Este mes, particularmente, fue un mes de reencuentros. Con la que fue mi mejor amiga desde salita de 5 hasta los 15 y con amigas de la primaria a las que no veía hace 10 años. Y ahora que lo escribo suena más grandioso aún.
También fue el año de las crisis histéricas, pero zarpadas. De peleas absurdas en la calle, de llantos incohersibles, Fue el año de bajar de peso sin querer por no comer por muchos días sin querer que eso suceda. Fue el año de asumir un montón de cosas de mierda (cuando digo un montón es posta, un montón), fue el año de crecer bien y a las trompadas. Fue el año de tomar decisiones, de hacerle frente a situaciones que me parecían aterradoras.
Fue el año de comprarme una remera de gato, con lentejuelas y panza al aire, sin espalda, sólo por el hecho de que bajé mucho de peso y me quedaba divina. Fue el año de frenar ataques de pánico propios y ajenos,
Qué sé yo, fue un año de muchas cosas, como todos los años, a menos que seas una ameba permanente sin sentido ni dirección en tu vida, que no es el caso.
Podría escribir sobre mil cosas, supongo, pero perdí el día a día acá y no me dan ganas de empezar ahora de nuevo. Quizás en el 2015. Quizás dentro de un rato, cuando decida remodelar los colores de esto.
El balance, en conclusión, no existe. Fue un año como pretendo que sean todos mis años, llenos de cosas muy geniales y algunas cosas de mierda, como para no decir que una no aprendió nada.
Mis años va a ser como yo los haga, así que nada de pedirle favores al 2015, me da paja pedir cosas de arriba.
Nada, brinden mucho el 31, tomen champagne de buena calidad, coman helado de limón, de dulce de leche granizado o de coco con dulce de leche, o de menta granizada. Coman helado. Tomen jugo de naranja muy frio en la playa, hagan tests de revistas de minita, que para eso esta el verano.
Besitos a todos (me acuerdo que hace un montón este blog lo leía un montón de gente y decir "todos" tenía sentido, ahora todos fallecieron, no es mi culpa, voy a empezar a hablar de sexo explícitamente y de sustancias ilegales y de recetas de galletitas de gengibre con forma de muñequito de shrek y esto va a explotar).
Amén.