23.10.09

Bañarse un viernes a la noche y dejar que se vaya por la cañería todo el calor insoportable del día y todo el cansancio acumulado en la semana, es fantástico.
La lluvia con el cielo cayéndose a pedacitos, amenazando con una tormenta bastante considerable, es hermosa.
Que a mi vieja se le haya ocurrido hacer una ensalada con palta es sublime.
Saber que mañana retomo las clases de inglés es excelente.
Saber que mañana lo voy a ver es genial.
Ahora bien, bañarse un viernes a la noche y dejar que se vaya por la cañería todo el calor insoportable del día y todo el cansancio acumulado en la semana, mientras afuera escucho la lluvia con el cielo cayéndose a pedacitos, amenazando con una tormenta bastante considerable, después de haber escuchado a mi vieja decirme que hoy cenamos una ensalada con palta, pensando en que mañana retomo las clases de inglés y que después lo veo, es sencillamente indescriptible.
Sonrisas para todo el mundo.