4.12.09

¿Viste cuando estás medio con los cables cruzados y pasa una huevada que en cualquier otro momento de tu existencia ni hubieras registrado pero que en este momento es lo que funciona para desencadenar el cortocircuito? Bueno, así.
Me duele la muela. Mucho. Mucho. Pero mucho. Muchísimo. Nunca pensé que una muela podía doler tanto ni que el hecho de que doliera tanto pudiera afectar tanto. Y además de repente me sangra la encía. Me voy a morir de enciitis pero no tengo ganas de ir a mi dentista. Eso primero.
Segundo, no quería darme por vencida sin descartar todas las posibilidades (bah, todas... dos) y volví al ataque: le dije a J explícitamente que si mañana quería y tenía ganas de distraerse de su maldita entrega final, podía venir a mi casa. Okey, me sorprendió con un veo si puedo, pero no te prometo nada, cuando yo me esperaba un no rutundo. Pero ahora estoy histérica porque odio estar así, toda llena de incertidumbre, y no sé si preguntarle hoy, si esperar hasta mañana, si esperar a que me diga él de una, en fin.
Tercero, estoy cansadísima, muy cansada porque hoy tuve ensayo y me cansé más que siempre, no sé por qué.
Ahora bien, estoy muy tranquila leyendo los blogs que leo siempre y curioseando por otros que nunca leo cuando de pronto empiezo a ver que hay un exceso de personas que llenan miles de renglones diciendo por qué son especiales, diferentes, raros. Cuando leí las razones y algunos posteos raros, diferentes y especiales fue cuando hice cortocircuito. Hola, yo también tengo bardo scon mis amigas, hola, yo tampoco sé qué me depara el futuro, hola, a mí también mis viejos me sacan de quicio, hola, a mí también me duelen los ovarios cuando estoy indispuesta y quiero matar a todos, hola, yo también estoy contenta porque estamos a fin de año, hola, yo también estoy histérica por terminar la secundaria, hola, yo también tengo conflictos internos en cuanto a los hombres y el sexo, hola, yo también escucho álgunas bandas que no son los más conocidad por el planeta, Y NO POR ESO ME JACTO DE SER SÚPERESPECIALYUNARAREZADIGNADEADMIRACIÓN.
Todos somos especiales, nadie es igual a nadie, todos tenemos nuestras manías, nuestros miedos, nuestras maneras de pararnos frente a diversas situaciones, nuestros etc., pero WAKE UP! No sos especial por tener 16 años y ser ciclotímica, no saber qué te pasa con un chico o que una amiga te rompa las pelotas, nos pasa a todas.

Perdón si ofendí a alguien, no fue mi intención en lo absoluto. Sólo necesitaba descargarme.
Fin.