22.1.10

ah, re interesante

Holi, son las 2:15. No tengo absolutamente nada para exteriorizar y tengo un poco de sueño, pero si me voy a dormir ahora me voy a poner a leer Las viudas de los jueves y no quiero, porque me falta muy poco para terminarlo y recién mañana voy a ir a comprarme los 10 libros para llevarme a Córdoba (mi ansiado plan es pasar la tarde recorriendo librerías de libros usados por Corrientes, después de Callao, y babosearme y sufrir por no poder llevarme todos). Bueno, pero lo que decía es que este libro tiene la particularidad, como todos los best sellers, de ser adictivo. Leíste las primeras diez páginas, cagaste, no podés parar. Y a mí el verano, además de calor, me activa el chip de la lectura fácil y atrapante. Entonces, si lo termino ahora no lo voy a soportar porque no estoy lo suficientemente cansada y no tengo ningún otro libro para empezar a devorar. Qué lindo que es leer. En fin. Y encima, ahora (bah, desde el sábado), que me sacaron de la computadora un virus re malo y me instalaron Windows 7 que está buenísimo, mucho mejor que el XP y que el Vista y todas esas cosas, ahora, justo ahora, estoy a la deriva de las ocurrencias de fibertel, que me da internet cuando se le canta y, cuando se le vuelve a cantar, me lo quita por tiempo indeterminado. Conecto y desconecto pero en general internet no parece darse por enterado. Y eso es malo porque no puedo ver películas tontas online (y entonces leo mucho más y los libros se terminan más rápido, shit!), y convengamos que la televisión en verano es una garcha absoluta. Hola, no quiero ver Hulk. Ni King Kong. Ni Los hijos de la mafia. Ponele que a veces Cosmopolitan me tira dos capítulos seguidos de Sex and the City y en una de esas te agarro un capítulo de Law & Order U.V.E. que no haya visto o Friends, pero los demás, un bajón, pura acción y películas dobladas. O sea, me ponés a Johnny Depp con la voz de un gay que me trata de tú y te cago a patadas.
Me acabo de acordar de que hoy soñé que iba con un grupo de amigas por la calle andando en canoa y nos movíamos porque yo llevaba unos globos en la mano (probable influencia de haber visto Up hace un par de días) y en un momento le decía a una che, te cambio, llevalos vos que se me re durmió el brazo, y me desperté y tenía el brazo re dormido. Y hablando de dormir, me muero por un café, pero si tomo café no duermo.
Me parece que la conclusión que saco de todo esto es que me quiero ir a Córdoba. YA.
Fin de la transmisión.
Ah, no, pará, en realidad hoy entré a mi blog porque quería cambiar el diseño porque medio que me aburrió, pero me di cuenta de que las plantillas son todas horribles y súper aburridas. Media pila blogspot, porfi.
Ahora sí, fin de la transmisión.