7.9.10

en la mitá

Cuando ya te fuiste pero todavía no llegaste. Mientras mirás por la ventanilla del colectivo a la gente que camina re apurada o por la ventana del taxi las luces del centro a la noche. Cuando te parás en la esquina porque el semáforo está en rojo. Mientras esperás el subte. Cuando cruzás la avenida. Cuando recorrés esa calle tranquila por donde no pasa nadie. Vas escuchando música y lo genial es que ya no tenés que preocuparte por lo que no hiciste en el lugar de donde te fuiste y todavía no tenés que responsabilizarte por nada de lo que vaya a pasar en el lugar al que no llegaste. Es como un limbo. A veces limbo musical, a veces sólo limbo.