19.9.13

Un día te das cuenta de lo importante que es hacer las paces mentales con alguien.
Paz. Ya está, ya fue, ya pasó.
Pasado pisado. Quién te quita lo bailado.
Nadie odia más a nadie, o capaz sí, pero te das cuenta de que hace muchísimo que dejó de importarte.
Vos estás en paz y eso es lo que importa.
Es un día normal, seguís leyendo diagnóstico de enfermedades exantemáticas, seguís yendo al chino a comprar té de canela y manzanas. Pero ahora en tu mente hay un ok, checked más. Y está bueno.