10.3.14

Volví. Volví nueva. Con la cabeza volada pero más firme que nunca.
Volví flaca, con las papilas gustativas llenas de sabores nuevos, con la valija que explota de cosas que encontré en liquidación, con la cámara llena de fotos para compartir con mi novio y con mis amigos y con mis viejos. Con regalos que generaron un montón de sonrisas.
Volví a un abrazo súper apretujante de mi vieja, volví a la felicidad de las clases de jazz. Volví a los besos de mi novio. Volví a las charlas con mi amigas.
Volví para ponerme el ambo, agarrar el estetoscopio y empezar llena de miedo, de magia, de ganas y de dudas la mejor parte de lo que quiero hacer. Volví para encarar con una sonrisa gigante y un perfume nuevo todo lo que no conozco. Volví para aprender, para conocer, para dar clases, para descubrir y para descubrirme.
Alucinante lo que pasó.
Alucinante lo que se viene.
Chín-chín!